Albergar desesperanzas

(Basado en hechos reales. Enmarcado en el barrio del Gornal de L’Hospitalet de Llobregat con un alto porcentaje de propietarios de viviendas de protección oficial pero también con un elevado nivel de pobreza que impide cubrir los costes de la vida, entre ellos los suministros más básicos como la luz y el gas).
 
Estaba triste. Las cosas no dejaban de irle mal y, lo peor, hacía mucho tiempo que solo albergaba desesperanzas. ¿Dónde perdió el tren de la vida? ¿Se quedó ella sola en la estación cuando parecía que las vacas gordas alimentaban a todo hijo de vecino? ¿O esa ya era una ilusión por aquel entonces que acabó desvaneciéndose con la crisis para muchas más en el Gornal como en tantos rincones-periferias-lugares olvidados por todo, sobre todo ignorados por la justicia social?
 
Quizás se exagera escribiendo.
 
A la pobreza no la olvida ni la pena de quien la padece con rabia o con conformismo apesadumbrado, ni tampoco la olvida quien atesora tentáculos que aún anhelan extraer (a quien solo le queda su maltrecha existencia) esas sus últimas gotas de sangre-beneficios para sus mullidos intereses lucrativos y/o de partido.
 
Llevaba meses así, quizás años, y no encontraba salida al final del túnel. Las facturas de la luz y del gas se acumulaban y los cortes se hacían demasiado habituales. Las humedades, el moho y los hongos la acompañaban entre las cuatro paredes de su piso que había dejado de ser el lugar cálido desde el que afrontar la vida para pasar a atormentarla tanto como los problemas en su mente.
 
No era la única en el barrio. Sabía de otros vecinos que tenían que calentar sus manos o alumbrar sus cenas con velas. Era un número más de las estadísticas, un caso más para algunas responsables de los servicios sociales, de los ítems validados, los requisitos cumplimentados, las ayudas y cheques otorgados o denegados, una pesada carga para el enclenque sistema del malestar que intenta mantener con burocracia de pies de barro la mediocridad institucionalizada. Una mediocridad con traje y corbata que convierte en ley (ilegítima) vidas insufribles y a oscuras.
No fue suficiente el apoyo humano de amigos del barrio, de compañeros que dedican su tiempo en la Asociación de vecinos (AVV) del Gornal, que hacen el trabajo de campo detectando vivencias como la suya y supliendo a una Administración -gestora y recortada en personal- mal orientada hacia el abandono de las personas y sus necesidades para dejarse prostituir por el mercado y las empresas que vampirizan la sangre-beneficios servida en bandejas de plata por sus políticos neoliberales a sueldo.
Había escuchado casos similares en la AVV Gornal. Asustada y extenuada quedó por la visita en su casa de comerciales trajeados que trabajan para las multinacionales energéticas que le robaban la luz y el calor a su hogar. Ella sabía que querían engañarla pasándola al mercado libre pero aún así la agresividad voraz de la persona que tenía delante y las pocas defensas que le quedaban se lo hicieron pasar mal.
Las denuncias de estas violentas y delictivas prácticas también quedan difuminadas en quejas individuales, en enfrentamientos mediados por la policía o en reclamaciones a la concejalía de turno en Bellvitge que caen en saco roto. Mientras, centenares de vecinos a l@s que les pertocaría el bono social no pueden pagar los recibos del abusivo mercado libre.
 
Su tristeza era compartida, era la de muchas. Ni la insistencia de las que aún tienen fuerzas servía para cambiar un poco sus condiciones de vida. Y ella, como tantas, necesitaba tanto acompañamiento como fuera preciso para salir de la caverna que hemos construido socialmente entre todos. La ley del más fuerte olvida la dignidad de cada persona y arranca la humanidad que puede construir bartrios donde todas las vidas merezcan ser vividas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s